Aproximacion a la epistemologia de la bibliotecologia como estudio regional del conocimiento *.

Contenido completo sólo para clientes

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS
EXTRACTO GRATUITO

Resumen

El artículo recoge una reflexión sobre los temas del conocimiento, la filosofía de la ciencia y la teoría del conocimiento como estratega para dilucidar la epistemología, y particularmente, la epistemología de la bibliotecología, concebida aquí como estudio regional del conocimiento. Se explica que el conocimiento es construido cuando un sujeto se acerca a ciertas partes de la realidad convertidas en 'objetos de conocimiento' para estudiarlas, lo que implica traer algo del lugar de lo desconocido a otro en el cual puede ser conocido, recordando siempre que el conocimiento es "pulsión" y que lo importante no es el destino final, sino el sendero por el que se camina para construirlo. Se aborda la teoría del conocimiento como el campo que estudia las diversas teorías o discursos que explican cómo conocer, con qué instrumentos, y qué características identifican cada una de las formas de conocimiento. Por su parte, la filosofía de la ciencia juzga la actividad científica y sus resultados; responde cómo se han generado, desarrollado y aceptado las diversas concepciones científicas, la naturaleza de los instrumentos y el tipo de explicaciones utilizados. El campo de la epistemología es presentado como un territorio complejo, que establece nexos analíticos y críticos con la teoría del conocimiento, con asuntos metodológicos y de la filosofía de la ciencia, integra los requerimientos del deseo de conocer y aporta una actitud filosófica de dilucidación, rigor y reflexión. Se presenta así a la epistemología, relacionada con los ámbitos de la filosofía, la ciencia, los métodos y las prácticas científicas para darle fundamento, sustento o fuerza válida al saber que produce una ciencia. La epistemología de la bibliotecología se expone como el estudio regional o de una parte del universo del conocimiento, lo que conlleva un abordaje endógeno o intracientífico, es decir, un análisis continental de ese territorio, para reconocer e identificar los métodos, los objetos, las definiciones y conceptos propios, los caminos para su investigación, la pertinencia social y la misma concepción de lo científico en esa región y, principalmente, validar o legitimar las comprensiones racionales que se hacen de la realidad o la experiencia en el mundo, además del impacto y utilidad social de la bibliotecología.

Palabras clave: bibliotecología, epistemología, filosofía de la ciencia, teoría del conocimiento

Abstract

This article consists of a reflection on the subjects of knowledge, philosophy of science, and knowledge theory as a means of elucidating epistemology, and especially the epistemology of librarianship, considered here as a regional study of knowledge. Knowledge is constructed when someone converts aspects of reality into "knowledge objects" in order to study them, which in turn implies that they bring something from the world of the unknown to the known, keeping in mind that knowledge is "pulsion," and what matters most is not the final destination but the path through which one travels to construct it. This study approaches the theory of knowledge as a field that studies the many theories and discourses that explain how to know, with what instruments and what characteristics identify each of the forms of knowledge. For its part, the philosophy of science considers scientific activity and its results, and responds with how various scientific concepts have been generated, developed and accepted, as well as the nature of instruments and the type of explanations utilized. The field of epistemology is thus presented as a complex field that establishes analytical and critical links with knowledge theory and with methodological subjects and the philosophy of science; it also links the requirements of the desire to know and supports a philosophical attitude of elucidation, rigor, and reflection. Epistemology is thus presented as related to the domains of philosophy, science, and scientific methods and practice that give it validity on knowing that that it produces a science. The epistemology of librarianship is presented as a regional study, or part of the universe of knowledge, that brings with it an endogenous and intrascientific approach, that is, a continental analysis of this territory, in order to recognize and identify their own methods, objects, definitions, and concepts, research paths, social relevance and the same concept of the scientific in this region, and primarily to validate and legitimize the rational understandings that are made of reality or real world experience--above and beyond the impact and social utility of librarianship.

Keywords: Librarianship, epistemology, philosophy of science, knowledge theory

Introducción

El presente texto surge como reflexión sobre algunas fuentes bibliográficas de la epistemología, en el marco de la investigación Ciencias de la información: identificación y relaciones, con la pretensión de examinar el tema de la epistemología de la bibliotecología. Este trabajo fue animado por la interacción pedagógica con los estudiantes del Seminario de Epistemología de la Bibliotecología y con el grupo de investigación del mismo nombre de la Escuela Interamericana de Bibliotecología.

Una de las preguntas que orienta este artículo es: ¿Qué puede entenderse por epistemología de la bibliotecología y qué características o elementos la comprenden? Para abordarla ha sido indispensable un recorrido de aclaración terminológica sobre conocimiento, filosofía y epistemología.

El contenido se desarrolla inicialmente con una reflexión en tomo al problema del conocimiento y los asuntos referidos a la teoría del conocimiento; luego se considerará la filosofía como camino teórico-reflexivo, sobre todo en el ámbito de la filosofía de la ciencia; finalmente se tratarán algunos puntos para abordar la epistemología y presentar lo que estamos entendiendo por epistemología de la bibliotecología y los elementos que la constituyen.

  1. La pregunta por el conocimiento

    Según Germán Vargas Guillén "todo conocimiento es una interpretación", (1) puesto que se trata de una construcción, producto de la aprehensión de la realidad o de sus hechos. Esto significa la búsqueda constante de explicaciones faltantes, construcción de comprensiones que lleven a mirar de otra manera las cosas o capturar renovadas características del entorno. Sin embargo, dicha interpretación surge cuando existe el deseo por conocer pues, como anota Gaviria, el conocimiento es:

    "Una construcción en devenir (...) es una pulsión, pues para ésta 'la meta no es su destino final, sino el camino mismo' es decir, la pulsión gira en torno al objeto, de modo que su propósito no es la satisfacción completa del deseo, sino poder volver incesantemente sobre su senda circular (...)así mismo el conocimiento va de lo ideal a lo real: del hecho a su razón, y con este movimiento todo lo renueva, todo lo transforma" (2)

    Este significado de conocimiento como devenir transformador se une a las características expresadas por Vargas Guillén: "El conocimiento aparece, pues, más como una tarea de 'encubrimiento' o 'recubrimiento' que de descubrimiento del ser a lo real. A ese 'encubrimiento' es, en rigor, a lo que llamamos mundo", (3) así que el conocimiento implica, de un lado, al sujeto y su relación con las cosas del mundo que quiere, desea o siente: "pulsión" por identificar, comprender o interpretar; y por el otro, comprende el acto de conocer, que se encuentra siempre con "entorpecimientos y confusiones", (4) pues tiene en sí mismo la característica de la sombra, la duda o la incertidumbre, elementos epistemológicos que remiten a la racionalidad y que motivan permanentemente el deseo de buscar respuestas.

    El conocimiento siempre debe referirse al sujeto o, lo que es lo mismo, contiene el despliegue de la subjetividad, pues no existe conocimiento sin sujeto que conoce: no hay conocimiento "en sí", sólo hay conocimiento "para mí". Tampoco podría existir conocimiento sin la interacción de ese sujeto con el objeto de conocimiento, es decir, sin el fenómeno que se desea conocer, o sin el interés por la cosa, proceso o acontecimiento, pues el objeto está dado por la inclinación del sujeto por conocer ante la persistencia de no saber, por la contradicción interna, por explicaciones incompletas o por comprensiones aún vagas de la realidad.

    El conocimiento nace cuando un sujeto se acerca al mundo, o a ciertas partes de la realidad convertidas en 'objetos de conocimiento', para intentar explicarlos, comprenderlos o intervenirlos. Eso significa, como anota Vargas, "traer objetos de la zona de lo que está siendo ignorado a lo que es determinado -en otra zona- a ser conocido" (5). Esta dinámica exige que el conocimiento sea atendido como algo en construcción, de respuestas y también de preguntas (6), como elección de caminos, proceso en el cual lo importante, como se anotó al inicio, no es el destino final sino el sendero por el que se camina para construirlo.

    Entonces, el conocimiento no es un lugar tranquilo, sistemático, organizado, coherente, sino que constituye un lugar de lucha, combate y caos, en el que hay que aprender a navegar para lograr, a veces, dar explicación a los fenómenos. Por ello, cruza des-conocimiento, re-conocimiento y re-construcción permanente, pues el conocimiento se configura en el movimiento y en la incertidumbre, a la vez que exige un talante abierto a la duda, resistir la oscuridad y ser constante en la búsqueda de luces para intentar comprender, interpretar y explicar la realidad.

  2. La pregunta por la teoría del conocimiento

    Si conocer es construcción, interpretación, y a la vez una pulsión, la teoría del conocimiento requiere estas características para pensar sobre el conocimiento mismo y configurarse en un sistema teórico que explique el origen: cómo nace; las posibilidades...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS