Una aproximación teórica a la obra de Arturo Valencia Zea De la posesión y la función social de la propiedad: el gran problema jurídico del siglo xx en Colombia, revisión histórico jurídica - Núm. 13-1, Enero 2018 - Revista Via Inveniendi et Iudicandi - Libros y Revistas - VLEX 716854009

Una aproximación teórica a la obra de Arturo Valencia Zea De la posesión y la función social de la propiedad: el gran problema jurídico del siglo xx en Colombia, revisión histórico jurídica

Autor:Guillermo Castro Ayala
Cargo:Profesor asociado, Universidad Nacional de Colombia; Jurist Magister (Universidad Nacional de Colombia); Magister Llegum (Ll. M.), cum laude (Universität Konstanz - Alemania); Doktor Juris, magna cum laude (Universität Konstanz - Alemania). Director de Investigaciones en Derecho Privado, Grupo Geppi, Universidad Católica de Colombia
Páginas:9-54
RESUMEN

El presente manuscrito pretende contextualizar las nociones de posesión y propiedad desde una metodología de investigación cualitativa y de conformidad con método de investigación histórico-jurídico. Para efectos de lo anterior, el análisis parte de la Doctrina planteada por el profesor Arturo valencia Zea, quien analiza la doctrina europea, para analizar la naturaleza jurídica de las... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
9
VIeI / Vol. 13, N.° 1 / enero-junio 2018 / Bogotá, D. C. / Universidad Santo Tomás / pp. 9-54
Una aproximación teórica a la obra de Arturo Valencia Zea
De la posesión y la función social de la propiedad: el gran problema
jurídico del siglo  en Colombia, revisión histórico jurídica*
Guillermo Castro Ayala**
“Die Philosophen haben die Welt nur verschieden interpretiert; es
kommt aber darauf an, sie zu verändern”.
Karl Marx, esen über Feuerbach, Fassung von, 1888
Recepción: 8 de junio de 2017
Aprobación: 10 de octubre de 2017
“Al historiador que quiera revivir una época, Fustel de Coulanges le recomienda que
se quite de la cabeza todo lo que sabe del curso sucesivo de la historia. No se po-
dría definir mejor el procedimiento mediante el cual el materialismo histórico ha roto
los puentes. Es un procedimiento de compenetración. Su origen es la negligencia del
corazón, la acedía, que desespera de adueñarse de la imagen histórica auténtica, que
relampaguea un instante. Los teólogos medievales la consideraban el fundamento de
* Esta investigación fue patrocinada por el  [Deutsche Akademische Austausch Dienst] o Servicio de Intercambio
Académico Alemán y la cátedra del prof. Martín Ibler, de Derecho Público de la Universidad de Konstanz, a
través de la financiación de un periodo de investigación posdoctoral de diciembre de 2013 a enero de 2014 en
la Universidad de Konstanz, Baden Württemberg, en la República Federal de Alemania y en la ciudad de París,
Francia. El presente es producto de investigación del proyecto: “Constitucionalización del Derecho Privado”,
del Grupo Geppi de la Universidad Católica de Colombia, 2014-2015. DOI: http://dx.doi.org/10.15332/
s1909-0528.2018.0001.01
** Profesor asociado, Universidad Nacional de Colombia; Jurist Magister (Universidad Nacional de Colombia);
Magister Llegum (Ll. M.), cum laude (Universität Konstanz - Alemania); Doktor Juris, magna cum laude
(Universität Konstanz - Alemania). Director de Investigaciones en Derecho Privado, Grupo Geppi, Universidad
Católica de Colombia. jgcastroa@unal.edu.co; jose.castro-ayala@uni-konstanz.de
10
Revista Virtual
Via Inveniendi et Iudicandi
VIeI
VIeI / Vol. 13, N.° 1 / enero-junio 2018 / Bogotá, D. C. / Universidad Santo Tomás / pp. 9-54
la tristeza. Flaubert que la había conocido escribió: ‘peu de gens devineront combien
il a fallu être triste por ressusciter Carthage’. La naturaleza de esta tristeza se esclarece
cuando se pregunta con quién se compenetra el historiador historicista. La respuesta
suena inevitable: con el vencedor. Pero los amos eventuales son los herederos de todos
aquellos que han vencido. Por consiguiente, la compenetración con el vencedor resulta
clave ventajosa para el amo del momento. Con lo cual se ha dicho suficiente respecto
al materialismo histórico. Quien quiera haya conducido la victoria hasta el día de hoy,
participa en el cortejo triunfal en el cual los dominadores de hoy pasan sobre aquellos
que hoy yacen en tierra”.
Séptima tesis de filosofía de la historia, en Ensayos escogidos
(Benjamín, 1999, p. 45)
Resumen
El presente manuscrito pretende contextualizar las nociones de posesión y propiedad desde
una metodología de investigación cualitativa y de conformidad con método de investigación
histórico-jurídico. Para efectos de lo anterior, el análisis parte de la Doctrina planteada por el
profesor Arturo valencia Zea, quien analiza la doctrina europea, para analizar la naturaleza
jurídica de las instituciones jurídicas referenciadas, aspectos que se pretenden describir en el
presente manuscrito.
Palabras clave: Propiedad, posesión, Ley, Constitución
AbstRAct
The present manuscript aims to contextualize the notion of possession and ownership from a
qualitative research methodology and in accordance with historical-juridical research method.
For the purposes of the above, the analysis is based on the doctrine proposed by Professor
Arturo Valencia Zea, who analyzes the European Doctrine, to analyze the legal nature of the
referenced legal institutions, aspects that are intended to be described in this manuscript.
Key words: property, possession, law, Constitution.
11
Guillermo Castro Ayala
Una aproximación teórica a la obra de Arturo Valencia Zea
VIeI / Vol. 13, N.° 1 / enero-junio 2018 / Bogotá, D. C. / Universidad Santo Tomás / pp. 9-54
IntRoduccIón
Se cumplen cien años del nacimiento del tratadista de derecho civil colombiano
Arturo Valencia Zea, en el municipio de Bojacá. Probablemente el único escritor
que ha agotado la dogmática del derecho civil colombiano, el derecho comercial, el
régimen de tierras, las instituciones familiares y muchos otros temas asociados a la
comprensión privatista. Desde mi ingreso al pregrado de Derecho en esta facultad,
conozco el trabajo de Valencia Zea y mi formación ha estado estrechamente ligada a
la lectura crítica de su obra1.
1 He de confesar también que a pesar de no haber alcanzado a tener el honor de visitar sus clases, conozco a
Valencia Zea de pasillos y de cafés, de tribunales y de Cortes, de teorías y de acaloradas discusiones con amigos y
colegas, de conferencias y de insospechadas consultadas y verificadas certezas que me llevaron a modificar desde
una palabra, hasta una demanda, una providencia judicial o incluso una clase entera; pero, por sobre todo, como
lo he mencionado, conozco a Valencia Zea por la relectura jurídica más completa, perenne y trashumante que de
dogmático alguno del derecho yo haya realizado.
Desde el inicio de las clases de Parte General y Personas, impartidas por el profesor Álvaro Ortiz Monsalve
—continuador de la titánica labor—, en segundo semestre de la carrera de Derecho de esta facultad, la lectura
del tomo primero de su obra me hizo conocer reservadamente a Valencia Zea, y la consultación, recordación y
revisión de todos sus tomos me hicieron acostumbrarme a su discreta pero prodigiosa presencia, que me acompaña
profesionalmente hasta el día de hoy, en el que por inmerecido honor debo referirme al autor y a la obra.
Muchos emocionantes momentos de mi vida como estudiante y profesional del derecho se han derivado
de mi cercanía con la obra de Valencia Zea. Recuerdo vívidamente que me encantó su orientación germanista,
que en un par de oportunidades llegué a revisar a mi casa, luego de que Ortiz, en su clase, hablara del tema con
rigurosidad y precisión. El más significativo de todos esos momentos, por supuesto, está ligado a haber sido
el relator de uno de los acostumbrados seminarios alemanes de un capítulo de Hans Hattenhauer, en su obra
Conceptos fundamentales del derecho civil, en el que se hablaba de la persona y la personalidad (Hattenhauer, 1987,
p. 13 y ss.), en la imperdible clase sabática de Ortiz Monsalve, que cerraba a las siete y cinco de la mañana. Mis
incipientes balbuceos críticos contra Hattenhauer se derivaban de la precaria lectura de estudiante de segundo
semestre que la tarde anterior había hecho del tomo I de Valencia Zea, tras el anunciado quiz. Nunca supe qué
tanto fue del agrado de Ortiz y de Luis Alfonso Rojas —su monitor— mi deshilvanada y descabalada exposición
crítica de Hattenhauer, pero gracias a ella obtuve una buena nota que me permitió subir al final un par de
sufridos aprobados, logrados con mucho esfuerzo, a lo largo de todo el semestre.
Recuerdo, así mismo, que a pesar de haber visitado algunos cursos de alemán en el departamento de idiomas
de esta querida Universidad llamó poderosamente mi atención una nota al pie del tomo III (De las obligaciones,
sucesiv. Eds.: § 37, II.- Promesa bilateral de contrato), para cuando visitaba el respectivo curso con el profesor
Carlos Rojas y que refería que en alemán existía una palabra para el precontrato, otra para el contrato y una
más para el poscontrato: Vorvertrag, Vertrag Nachvertrag. Ese recuerdo fue tan decisivo y quedó tan acuñado en
mi formación como jurista, que no en vano, incluso luego de haber sido auxiliar de magistrado y profesor de
derecho, mi tesis doctoral terminó siendo sobre el precontrato (Castro, 2013).
El último de muchos acontecimientos, digno de mención, ocurrió en una fría noche de invierno del año
2005 en la biblioteca de la Universidad de Constanza en la República Federal de Alemania, que valga anotar se
caracteriza por ser la mejor dotada de todo lo que fue el reino de Baden Württemberg, junto con las universidades
de Heidelberg y Freiburg de Brisgovia. Siendo un recién llegado a adelantar mis estudios de maestría a esa

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA