La compraventa comercial nacional e internacional - De los contratos típicos o regulados - Contratos empresariales nacionales e internacionales - Libros y Revistas - VLEX 800631085

La compraventa comercial nacional e internacional

Autor:Lisandro Peña Nossa
Páginas:241-277
 
EXTRACTO GRATUITO
1. Etimología y reseña histórica
Compraventa es palabra compuesta de emptio, «compra» y venditio, que es
«venta».
Sin duda la compraventa es el más importante y frecuente de todos los contratos.
En las sociedades primitivas, el tráco comercial se realizaba me diante el trueque
(cambiar un bien por otro bien), pero a medida que aumentó la riqueza, y la
moneda surgió como común denominador de los valores de cambio, el trueque se
transformó en compraventa, base esencial del comercio entre los hombres.
En Roma, la compraventa fue manual o al contado, ya que se perfeccio naba
mediante la entrega recíproca de la cosa y el precio. Más tarde, esta for ma
elemental, no bastó, ya que el vendedor le concedía al comprador un plazo para
pagar el precio; otras veces, el vendedor era quien recibía el precio en el acto y
entregaba la cosa más tarde; otras veces ambas partes disponían de un plazo para
cumplir su prestación. En esta etapa ya se notaba la distinción entre el contrato
de compraventa en sí mismo (título) y la transferencia del dominio de la cosa
(modo), que ha perdurado hasta hoy, estableciéndose como regla general que el
contrato de compraventa es consensual, si bien en algunos ca sos excepcionales la
ley exige que sea solemne; en ningún caso es real.
Capítulo I
La compraventa comercial
nacional e internacional
PARTE TERCERA
DE LOS CONTRATOS TÍPICOS O REGULADOS
242 CONTRATOS EMPRESARIALES NACIONALES E INTERNACIONALES
La legislación colombiana adoptó el sistema romano, denominado del título y
el modo, por el cual el contrato de compraventa (título) no es suciente para
transferir la propiedad al comprador, ya que de este solo surge la obliga ción
para el vendedor de transferirla, pero para que este cumpla con dicha obligación
es necesario que realice la tradición (modo), que tiene como causa el título.
La tradición está integrada por el elemento objetivo consistente en la entrega
material del bien, y el subjetivo consistente en el ánimo de transferir la propiedad,
por parte del vendedor.
Es importante anotar que si la entrega no va acompañada del elemento subjetivo,
no puede hablarse de tradición.
Así, no tienen carácter de tradición las entregas que se realizan a título de mera
tenencia, como en el arrendamiento, en el depósito, etc. El traspaso del dominio
sólo tiene lugar si el tradente (vendedor) es dueño de la cosa que entrega, ya que,
como es lógico, nadie puede transmitir más derechos de los que tiene.
2. Función económica
El sustrato económico del contrato de compraventa es el cambio oneroso de
bienes por dinero, y viceversa; es el instrumento negocial por excelencia que
consolida el cambio de bienes por dinero, esto es, concreta la circulación de la
riqueza.
Debido a su función económica de servir de instrumento al consumo, la
compraventa es reconocida como el contrato de mayor importancia en nuestra
sociedad, ya que a través de este negocio jurídico los consumidores pueden
adquirir los bienes ofrecidos en el mercado y los vendedores pueden obtener
dinero por la entrega de dichos bienes.
3. Concepto
El C. de Co. la dene así en su art. 905:
«La compraventa es un contrato en que una de las partes se obliga a transmitir la
propiedad de una cosa y la otra a pagarla en dinero. El dinero que el comprador
da por la cosa vendida se llama precio».
Del concepto legal puede concluirse que el contrato de compraventa genera
principalmente dos obligaciones, así: para el vendedor la obligación de transferir
la propiedad; para el comprador la de pagar el precio.
243
PARTE 3: CAP. I LA COMPRAVENTA COMERCIAL NACIONAL E INTERNACIONAL
4. Características generales
A. Bilateral
Nacen obligaciones para ambas partes; el vendedor se obliga a transferir la cosa y
el comprador a pagar por ella una suma en dinero.
B. Consensual o solemne
La compraventa comercial es, por regla general, consensual: esto signi ca que el
consentimiento se da y perfecciona cuando los actos de voluntad de comprador y
vendedor concuerdan en obligarse.
Es bueno recordar que en materia comercial la consensualidad se da con mayor
amplitud. Así lo da a entender el art. 824 del C. de Co., al manifestar que los
comerciantes podrán expresar su voluntad de contratar u obligarse verbalmente,
por escrito o por cualquier medio inequívoco.
Este principio de la consensualidad en la compraventa, tiene excepciones cuando
el objeto de la misma verse sobre bienes inmuebles, naves mayores o aeronaves,
que requieren de escritura pública para su perfeccionamiento. Mientras no se
lleve la escritura pública a la ocina de instrumentos públicos, o no se inscriba
en la capitanía de puerto o en el registro aeronáutico nacional, según el caso, se
entenderán como no perfeccionadas (C. C., art. 1857 y C. de Co., art. 1427).
El C. C., en su art. 1760 dice:
«La falta de instrumento públi co no puede suplirse por otra prueba en los actos y
contratos en que la ley requiere esa solemnidad; y se mirarán como no ejecutados
o celebrados [...]».
Recordemos que en la compraventa comercial surge la obligación para el vendedor
de cumplir con dos actos a la vez, la inscripción en el registro donde se encuentra
matriculado el bien y la entrega material del mismo.
C. Oneroso
Porque ambas partes buscan un lucro recíproco.
D. Principal
Existe por sí mismo, independientemente de otros contratos.
E. Nominado
El C. de Co. regula este contrato en cuanto a su formación, efectos y extinción. A
la compraventa comercial se le aplican las normas que regula esta materia, el C.
C., por expresa disposición de los arts. 2˚ y 822 del C. de Co.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA