Editorial - Núm. 8, Julio 2018 - Revista Indisciplinas - Libros y Revistas - VLEX 782084717

Editorial

Autor:María Muriel Ríos
Páginas:11-12
 
EXTRACTO GRATUITO
|11Facultad de Derecho Vol. 4 núm. 8 ISSN: 2463-0098 Julio-diciembre de 2018
Facultad de Derecho Vol. 4 núm. 8 pp. 11-12 ISSN: 2463-0098 Julio-diciembre de 2018
Editorial
La Clínica Jurídica de Interés Público de la Facultad de Derecho de la Universidad
Autónoma Latinoamericana difunde en esta edición de la Revista Indisciplinas dos tra-
bajos académicos con perspectiva comunitaria. En dichas narraciones se evidencia el
fortalecimiento de la proyección social en sintonía con la enseñanza clínica del Derecho.
Los integrantes de esta iniciativa, que nació en el año 2013, han construido otras
reflexiones y debates que aportan a la comprensión de lo que podríamos nombrar
como el derecho a la ciudad1. Categoría que entiende el geógrafo marxista David
Harvey (en su libro Ciudades rebeldes) como “un derecho a reconstruir y recrear la
ciudad como un cuerpo político socialista, que erradique la pobreza y la desigualdad
social y que cure las heridas de la desastrosa degradación medioambiental. Para que
esto suceda habrá que interrumpir la producción de las formas destructivas de urba-
nización que facilitan la perpetua acumulación de capital” (Harvey, 2013).
Un mapamundi que no incluye Utopía no vale la pena mirarlo siquiera
Oscar Wilde
1 En su obra El derecho a la ciudad, el filósofo y sociólogo francés Henri Lefebvre indicó que lo urbano es un “lugar
de deseo, desequilibrio permanente, sede de la disolución de las normalidades y presiones, momento de lo lúdico
y lo imprevisible” . Lefebvre, autor además de La revolución urbana explicó que la ecología (que describe el hábitat,
las unidades de vecindad y las formas de relaciones), la descripción fenomenológica (que estudia el entorno, las
disparidades del espacio, las tendencias y los horizontes de la vida urbana) y la descripción empírica (que se interesa
por lo que contempla y hace la gente en un contexto urbano), no son suficientes para comprender el fenómeno urbano,
porque entendía que este no es solamente la proyección de las relaciones sociales, sino un lugar donde se enfrentan
las estrategias. Para Lefebvre, el fenómeno y el espacio urbanos tienen una vitalidad y “sin el deseo, la cotidianidad se
haría inevitablemente uniforme, incluso, la subversión sería imposible” (Lefebvre, 1970).

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA