Formacion en competencias gerenciales: Una mirada desde los fundamentos filosoficos de la administracion. - Vol. 30 Núm. 132, Julio - Julio 2014 - Estudios Gerenciales - Libros y Revistas - VLEX 636313973

Formacion en competencias gerenciales: Una mirada desde los fundamentos filosoficos de la administracion.

Autor:Lombana, Jahir
Cargo:Ensayo
 
EXTRACTO GRATUITO
  1. Introduccion

    Este articulo trata sobre las competencias gerenciales y presenta una mirada desde la perspectiva filosofica planteada por Renee Bedard en su reflexion sobre los fundamentos filosoficos del Management (Bedard, 1995). Las competencias, particularmente en el campo gerencial, han sido fuente de debate en cuanto a concepto y clasificacion. El analisis que se presenta es resultado de la investigacion adelantada por los autores sobre las competencias gerenciales, tanto genericas como especificas, planteadas en el proyecto de las competencias de los administradores en Colombia (Asociacion Colombiana de Facultades de Administracion[ASCOLFA]-Grupo Interinstitucional de Investigacion de Competencias en Administracion [GRIICA], 2010) y las competencias identificadas en el proyecto Tuning-America Latina (1) (Beneitone et al., 2007; Tuning, 2011), reclasificandolas de acuerdo al esquema de analisis propuesto por Bedard (1995, 2003), quien lo denomina como el rombo filosofico.

    Los autores del presente articulo han seleccionado el enfoque de Bedard, dado que ella asume una concepcion mas alla del conocimiento y la practica, como son los principios fundamentales del ser y de la etica en el quehacer de la gerencia. Como menciona Zapata (2009), citando a Bedard, existen divergencias entre las perspectivas de los dirigentes, que ocurren por sus practicas administrativas que contienen 3 dimensiones ocultas: en primer lugar, una metodologia que justifica las practicas concretas y que es reconocida como valida; en segundo lugar, los valores personales, que a su vez, dotan de legitimidad a las practicas; y en un sentido mas profundo, las practicas (praxeologia), metodos (epistemologia) y valores (axiologia) que reposan sobre una dimension fundamental que se refiere a la persona misma y su identidad, es decir, el ser (ontologia). Como resultado, para Bedard la clave para entender la disciplina administrativa se encuentra no en la ciencia sino en la filosofia; bajo este planteamiento se reclasifican las competencias identificadas en el proyecto Tuning y se discute la importancia y el desarrollo de cada una de las competencias segun las percepciones de los docentes y empleadores encuestados en el estudio (ASCOLFA-GRIICA, 2010) (2).

    Se tomaron las respuestas contenidas en las encuestas, aplicadas a docentes y empleadores, y se analizaron las respuestas de su percepcion con referencia a la importancia y desarrollo de las competencias genericas y especificas que debe tener un profesional en administracion en Colombia (3), utilizando para ello el esquema de analisis propuesto por Bedard (1995, 2003).

    Los resultados contribuyen a enriquecer la discusion sobre las reformas curriculares en los programas de administracion, la estructuracion de los curriculos en las diferentes asignaturas de los planes de estudio, la reformulacion de los procesos de seleccion y evaluacion del desempeno de profesionales en las empresas, entre otras aportaciones.

    La presentacion de los antecedentes y marco teorico se divide en 3 partes. En la primera se define el concepto de competencias, en la segunda se referencian las competencias gerenciales y en la tercera se presenta el esquema de analisis del rombo filosofico que se utilizara para reclasificar las competencias gerenciales. Posteriormente, se presenta y se justifica el metodo, la muestra, los instrumentos utilizados y el procedimiento estadistico, para en la siguiente seccion incluir los resultados de esta investigacion y, por ultimo, presentar las conclusiones.

  2. Marco teorico

    Existe un debate tanto de los conceptos como de los enfoques sobre las competencias. Esta seccion presenta algunas aproximaciones comenzando con una perspectiva general, hasta llegar a un ambito de aplicacion a la administracion. La seccion termina con el enfoque de los fundamentos filosoficos de la administracion (Bedard, 1995, 2003), que es finalmente el contexto en el que se ubica esta investigacion.

    2.1. El concepto de competencias

    El estudio de las competencias ha estado en constante debate. La cantidad de conceptos y los intentos por clasificarlos son abundantes en la literatura academica.

    La apropiacion del concepto de competencia presenta dificultades desde su etimologia pues entre sus acepciones, por un lado, se presenta la pugna (competir), mientras por otro se plantean las habilidades (competer) (Tejada, 1999). Su conceptualizacion depende del uso que se le quiera dar (Winterton, Delamare-Le Deist y Stringfellow, 2005; Mulder, 2007) pero en el marco de esta investigacion se circunscribe a las habilidades, aptitudes, capacidades, etc., en el ambito sociolaboral y profesional. Adicionalmente, como se deduce de Hoffmann (1999) y Ruiz (2005), el concepto no pertenece a ninguna disciplina en particular. Aunque su uso en el ambito sociolaboral y profesional viene de la psicologia por el estudio de McClelland (1973), su aplicacion fue en el campo educativo y esto ha hecho que teoricos de la educacion (Burgoyne, 1993; Zemke, 1982; Dubois, 1993) vean en las competencias un campo de conocimiento provechoso.

    Al estructurar las definiciones de competencia se sigue a Hoffmann (1999), Ruiz (2005) y Medina, Delgado y Lavado (2012) quienes clasifican las competencias de acuerdo a los enfoques: conductista, funcional y constructivista.

    Del enfoque conductista se anotan las definiciones que estan orientadas hacia el desempeno o los resultados de un proceso de aprendizaje. La competencia se traduce en desarrollar exactamente una conducta de acuerdo a una pauta estandarizada. Ducci (1997) hace referencia a las competencias en el contexto laboral como construccion social de aprendizajes significativos y utiles que no se dan solamente por instruccion sino por experiencia en situaciones laborales concretas. Gallart (1998) agrega que son las situaciones de incertidumbre en las que se aplican conocimientos las que moldean las competencias y asi resuelven problemas concretos. De este enfoque se deriva la definicion de competencia laboral (4), que surge con relativa fuerza en los anos 80 y trata de armonizar el sistema productivo con el educativo (Mertens, 1997). De esta forma, lo que le agrega valor al concepto de competencia laboral, segun Ducci (1997, p. 20), es >. Adicionalmente, como anotan Medina et al. (2012) la aplicacion del enfoque conductista se puede reforzar con la clasificacion de un modelo de competencias que hacen enfasis en el desempeno personal, llamadas competencias distintivas.

    La corriente funcional destaca el resultado independientemente del proceso para alcanzarlo. De esta corriente se enfatiza que la calidad del resultado se puede expresar en terminos de: minimo nivel de desempeno, niveles de desempeno superior a un referente, estandares para afrontar cambios y/o estandares entre las areas de un grupo (por ejemplo, una empresa). La definicion de competencia para este enfoque se da por las habilidades y conocimientos que persiguen un resultado o solucion a un problema. En esta corriente se inscribe McClelland (1973) en tanto que la competencia se enfoca en la calificacion y cualificacion de individuos en labores especificas (resultados) y particularmente en el ambito educativo. Por su parte, la obra de Gilbert (1978) es considerada una de las primeras donde se vinculan competencia y rendimiento, donde de hecho da una valoracion cuya interpretacion diferencia entre el rendimiento ejemplar y el tipico. Esto se asemeja a lo planteado por Koshansky (1998) quien utiliza el termino en perspectiva comparada entre aquellos que se distinguen por sus habilidades, conocimientos y caracteristicas, y los que tienen competencias normales. Este desempeno de unos u otros, segun Malpica (2000), debe ser tambien calificado en terminos de relevancia en la definicion de competencias, es decir, que el resultado debe ser relevante con la competencia calificada o cualificada.

    El enfoque constructivista se define desde el individuo con sus acciones o desempenos que reflejan sus conocimientos, aptitudes y habilidades. Fundado en los trabajos de Vygotsky (1979), las competencias estarian definidas por la capacidad mental de un individuo que se condiciona por la situacion (contexto), interaccion y papel modelador que tienen las herramientas culturales. Asi, las competencias individuales se pueden construir de acuerdo al entorno y perfeccionar segun el desempeno requerido. Su mayor auge es a partir de los 90 con el movimiento de la llamada educacion basada en competencias, donde lo central del acto educativo es el aprendizaje y la actitud del estudiante para la busqueda y la construccion de lo significativo (Victorino y Medina, 2008). En este mismo ambito educativo, la UNESCO (2011), cita el trabajo de Cecilia Braslavsky para definir competencias en terminos de las acciones que construyen el conocimiento basado en una cultura solida y que permiten a los estudiantes pensar y actuar en diferentes ambitos. En el ambito profesional y/o laboral, Bunk (1994) define competencias como los conocimientos, destrezas y aptitudes para resolver problemas, agregando la posibilidad de participar en un entorno profesional y de ambiente laboral, todo ello para dar un sentido social a la definicion. Entre las concepciones constructivistas, la de Gonzci yAthanasou (1994) es considerada holistica en tanto reune la importancia de los atributos de las funcionales, con las tareas y/o resultados de las conductistas; sin embargo, es su marcado enfasis en la interrelacion de atributos y tareas en un contexto y cultura del lugar de trabajo lo que le da la caracteristica constructivista.

    2.2. Competencias gerenciales

    En la literatura administrativa el termino competencias aparece ligado al nombre de Max Weber (1971), que plantea que el tipo mas puro de dominacion legal es aquel que se ejerce por medio de un cuadro administrativo burocratico, cuyas facultades de mando son tambien competencias legales. Para Weber la totalidad del cuadro administrativo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA