Gestión de stocks e inventarios - Gestión administrativa del proceso comercial - Libros y Revistas - VLEX 821615921

Gestión de stocks e inventarios

Autor:José Manuel Rumín Hermoso
Páginas:193-248
 
EXTRACTO GRATUITO
...
...
UNIDAD
Contenido de la Unidad
Introducción
Conceptos básicos: existencias, materias primas,
embalaje, envasado y etiquetado
Almacenamiento: sistemas de almacenaje,
ubicación de existencias, análisis de la rotación
Procedimiento administrativo de la gestión de
almacén
Sistemas de gestión de existencias convencionales:
características y aplicación práctica
Control de calidad en la gestión de almacén
Los distintos sistemas de control de calidad:
aspectos básicos
Resumen
1.3. Gestión de stocks e inventarios
ICB EDITORES
195
INTRODUCCIÓN
La empresa puede denirse como el conjunto de factores de producción
(maquinaria, local, herramientas, utensilios, materia prima, nanciación, etc.)
organizados y coordinados por la dirección, para vender un producto o prestar
un servicio y, así, obtener un benecio y crear empleo, actuando en el mercado
bajo condiciones de riesgo. Condiciones de riesgo como consecuencia de,
por ejemplo, cambios del mercado, exceso de competencias, elevación de
costes, etc.
La empresa, en el transcurso de su actividad, necesitará utilizar factores
de producción, siendo estos, tradicionalmente, la tierra, el trabajo y el capital.
Entre los factores de producción, encontramos elementos personales,
elementos o recursos materiales e inmateriales, la nanciación de la empresa,
su clientela y los proveedores.
Toda empresa, para conseguir sus objetivos, necesita una organización.
Los objetivos de las empresas no se consiguen por sí solos. Así, una empresa
requiere de unos medios físicos, humanos y nancieros que, combinados
de forma adecuada, permitan alcanzar los nes jados por la empresa. En
el caso de los medios humanos, cada una de las personas que ocupan los
distintos puestos de la organización es agrupada en departamentos, cada
uno de los cuales está bajo el mando de un superior.
El criterio más utilizado para establecer los departamentos de la empresa
es el funcional.
Si analizamos la actividad de la empresa, podemos distinguir con claridad
las siguientes funciones departamentales: aprovisionamiento, producción,
nanciación, personal, administración y comercialización.
Estos departamentos van a tener mayor o menor importancia dependiendo
de cuál sea la actividad desarrollada por la empresa, por ejemplo, en una
empresa de prestación de servicios, lo normal es que ni siquiera exista el
departamento de producción, ya que la empresa no lleva a cabo ninguna de
las funciones de un departamento de producción, no fabrica ningún producto,
ni tampoco transforma materias primas.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA