La herencia de Bricola y el constitucionalismo penal como método. Raíces nacionales y desarrollos supranacionales - Núm. 77, Julio 2011 - Revista Nuevo Foro Penal - Libros y Revistas - VLEX 656099985

La herencia de Bricola y el constitucionalismo penal como método. Raíces nacionales y desarrollos supranacionales

Autor:Massimo Donini
Cargo:Profesor ordinario de Derecho Penal en la Universitá degli Studi di Modena e Reggio Emilia, Italia
Páginas:43-83
RESUMEN

La orientación constitucional del Derecho penal, aquel rostro constitucional del delito, son preocupación constante para Franco Bricola. Los alcances de este carácter constitucional, implican la deducción e inducción de reglas y principios supraordenados para la aplicación de éste, por ejemplo, para Bricola sólo se pueden tutelar los bienes jurídicos de relevancia constitucional en materia penal. ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
Nuevo Foro Pe nal No. 77, julio-dici embre 2011, Universidad E AFIT 43
Revista Nuevo Foro Penal Vol. 7, No. 77, julio-diciembre 2011, pp. 43-83, Universidad EAFIT, Medellín (ISSN 0120-8179)
La herencia de Bricola y
el constitucionalismo penal como método.
Raíces nacionales y
desarrollos supranacionales*
MASSIMO DONINI**
Resumen
La orientación consti tucional del Derecho penal, aquel rostr o constitucional del delito,
son pre ocupación constante para Franco Bricol a. Los alc ances de e ste carácter
constitucional, implican la deducción e inducción de regl as y principios supra ordenados
para la aplicación de éste, por ejemplo, para Bricola sólo se pueden tutelar los bienes
jurídicos de relevancia const itucional en mate ria penal. En este sentido, las principales
categorías sistemáti cas y las discip linas científicas penales, han sido permeadas a
la luz del gara ntismo de los principios de la Carta Magna: desde la tipicidad, h asta la
antijuridicidad, atravesando las categorías, sin dejar de lado los in stitutos de la p arte
general hasta llegar a la política criminal e incluso hasta la socio logía crim inal. Así,
la orientación constitucional es el fun damento y no sólo el límit e de la intervención
penal, y el límite a la liber tad fundament al del Parlamento p ara la construcción de la
responsabilidad pena l.
* Este texto es el prólogo a la obra de Franco Bricola, Teoría general del delito, de próxima public ación por
B. de F.
** Profesor ordinario de Derecho Pen al en la Universitá degli Studi di Modena e Reggio Emilia, Italia.
44 La herenci a de Bricola y el cons titucionali smo penal como méto do. Raíces nacion ales y
desarrol los supranacion ales - MASSIMO DONINI
Abstract
The constitutional perspective in Criminal Law, as the crime’s constitutional
guaranties, was a Franco Bricola’s constant concern. Their scopes involve the
deduction and induction superordinate rules and principles, like the strict liability
only if the legal asset has a constitutional significance in criminal matters. In this
way, the main systematic categories and the scientific criminal disciplines have
been pervaded trough the “Guarantism” by the Magna Charta principles: from
the liability, until the unlawfulness, across the categories, without forgetting the
general part institutions, the Criminal Policy and even the Sociology of Punishment.
Thereby, the constitutional orientation is the foundation and not just the limit in the
criminal intervention, or as the limit of the Parliament configuration freedom in the
construction of the criminal responsibility.
Palabras Clave
Constitucionalismo, fines de la pena, método, principios, garan tías, bien jurídico.
Key words
Consti tutionalism, Purpos es of criminal punish ment, m ethod, principles, guaranti es,
legal ass et.
Sumario
1. El hom bre y su ob ra. A modo de retrato . 2. El ros tro consti tucional d el delito y sus
aparen tes bases iuslegalis tas. 3. L os aspect os que se alejan de l tecnicism o jurídic o.
4. Perspecti vas n o acad émicas del n uevo mé todo. 5. La s impli caciones instit ucio-
nales de la orient ación cons tituciona lista. D iferencias respect o a la dogmáti ca
clásic a. 6. H abent sua fata l ibelli: l a suerte de la obra y de su método. 7. Versione s
“fue rtes” y versiones “déb iles” de l a or ientación const itucionali sta en I talia. 8. El
interé s que la orient ación cons tituciona lista it aliana, a ctualizada en una perspect iva
europe a, deber ía suscit ar en el extr anjero. 9. Pr uebas de l consti tucionalism o penal:
los par adigmático s casos de “ la Comisión B icameral” italiana, d el Código pe nal
españo l y de l a inic iativa euro pea d e intr oducir macro-de litos en el Derech o pena l
ambien tal. 10. Escenar ios europeos de constituc ionalizaci ón de un Derecho p enal “de
rostro protec tor”: de la s ubsidiarie dad a la pro porción, de la necesida d de tutela al
bien jur ídico. 11. Las «doctr inas no escri tas»; entre los e lementos car acterizado res de
la her menéutica penal nacio nal y el diá logo intern acional.
Nuevo Foro Pe nal No. 77, julio-dici embre 2011, Universidad E AFIT 45
1. El hombre y su obra. A modo de retrato
Es motivo de gran satisfacción presentar al público de lengua castellana la
traducción de la obra más famosa de Franco Bricola1, la cual surge como una “voz
enciclopédica” –una tradición italiana de recopilación de ensayos, a veces de gr an
trabajo teórico, en donde se encuentran auténticos clásicos del pensamiento jurídico-
publicada en 1973 en el Novissimo Digesto italiano (vol. XIV, Torino, Utet, pp. 7-93)2.
Cuando Bricola (Novi Ligure, 19 de septiembre de 1934 - París, 29 de mayo de
1994) publicó este ensayo, no tenía ni cuarenta años y ya había ganado la cátedra de
Derecho penal en la Universidad de Bolonia desde 1967. Habiéndose formado en la
Universidad de Pavía bajo la guí a de Pietro Nuvolone, además de en Alem ania, en el
Max Planck Institut de Friburgo, que para en tonces ya dirigía el Prof. Hans-Heinrich
Jescheck, Bricola une a un gran dominio técnico de las fuentes jurídicas, incluso las
extrapenales (lo que lo llevará a un a visión “de conjun to” del Derecho penal), con
un extraordinario conocimiento de la literatura jurídica italiana e internacional, que
interpreta de un modo diferente al correspondiente al estilo de la dogmática clásica,
a través de una sobresaliente sensibilidad político criminal. Sin embargo, no se trata
de una orientación político criminal de car ácter iusracionalista, o cripto-iusnaturalista,
como sucedía con su Maestro Nuvolone, o como se estab a desarrollando en el área
alemana, española y en menor medida italiana, después del finalismo. De hecho, las
raíces de su construcción teórica sobre los principales problemas del Derecho penal,
desde la parte general hast a la especial, del Derecho penal económico al Derecho
penal comparado y al sistema sancionatorio, se basan en una reorientación del
sistema penal sobre bases constitucionales y a través de una auténtica sensibilidad de
comparatista, que lo llevó a relativizar las soluciones y las culturas nacionales, lo que
puede permitir un diálogo internacional más fructífero y de mutuo intercambio, antes
1 Al presentar a l lector “hispano habl ante” esta cuidadosa y p recisa traducción de l a “Teoría” de Bricola,
realizada por Diana Restrep o Rodríguez, de la Universidad de Antioquia, en Medellín (Colombia), quisier a
agradecer p or haber tenido es ta iniciativa, a demás de a la misma Diana, al profeso r David Carpio B riz,
de la Unive rsidad Central de Barcelona, y d e manera especial también a la pro fesora Mirent xu Corcoy
Bidasolo, q uien se empeñó con determinaci ón en pro de la finalizació n de esta ta rea. Se trató de una
convergencia de esfue rzos que i nicialmente no solicité. E sto me hac e verdaderamen te feliz, pues se
trata del reconocimiento de la importa ncia objetiva, c ultural, de una iniciativa que tiene el valor de un
gesto de homenaje. Es con este espíritu que presentamos esta obra a l público de lengua cast ellana.
2 En lo que s igue, en las not as, abrevia da como “TG D”. En realida d, el Novissim o Digesto se pu blicó en
1974, pero de est a “voz”, t erminada el año precedent e, se an ticipó l a public ación de una sep arata
en 1973. Actualme nte se la puede encontra r tambié n en la recopilac ión de l os escri tos de B ricola,
present ada en 4 tomos (m ás un quinto tom o posterior que recoge las m onografí as): F. BRICOLA, Sc ritti
di diri tto penal e, vol. I, to mo I, edit ado por S. Canestr ari y A. Melchionda , Milano, G iuffrè, 1997, pp.
539-8 09.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA