Introducción - - - Código de Derecho Internacional Público (Tomo I) - Libros y Revistas - VLEX 647774773

Introducción

Autor:Hernando Sánchez-Sánchez
Páginas:3-74
 
EXTRACTO GRATUITO
DECLARACIÓN UNIVERSAL
SOBRE LA ERRADICACIÓN DEL
HAMBRE Y LA MALNUTRICIÓN
Conferencia Mundial de la Alimentación
Roma, 16 de noviembre de 1974
La Conferencia Mundial de la Alimentación,
Convocada por la Asamblea General de las
Naciones Unidas y a la que se ha encomen-
dado la elaboración de medios y arbitrios con
los cuales la comunidad internacional en su
conjunto pueda actuar de una manera concreta
para resolver el problema alimentario mundial
en el marco más amplio del desarrollo y de la
cooperación económica internacional,
Aprueba la siguiente Declaración:
Declaración Universal sobre la Erradicación
del hambre y la Malnutrición
Reconociendo que:
a) La grave crisis alimentaria que afecta a las
poblaciones de los países en desarrollo, en los
que vive la mayoría de las personas hambrien-
tas y malnutridas del mundo y donde más de
dos tercios de la población mundial producen
alrededor de un tercio de los alimentos del
mundo –desequilibrio que amenaza aumentar
en los diez próximos años– no solo tiene gra-
ves repercusiones económicas y sociales, sino
que compromete gravemente la realización
de los principios y valores más fundamentales
asociados con el derecho a la vida y la digni-
dad humana, incorporados en la Declaración
Universal de Derechos Humanos;
b) La eliminación del hambre y la malnutrición,
que es uno de los objetivos de la Declaración
de las Naciones Unidas sobre el Progreso y el
Desarrollo en lo Social, y la eliminación de las
causas que determinan esta situación, son ob-
jetivos comunes de todas las naciones;
c) La situación de los pueblos que sufren de
hambre y malnutrición se origina en circuns-
tancias históricas, especialmente en las des-
igualdades sociales, incluyendo en muchos
casos la dominación extranjera y colonial, la
ocupación extranjera, la discriminación racial,
el apartheid y el neocolonialismo en todas sus
formas, que siguen constituyendo uno de los
mayores obstáculos para la plena emancipación
y el progreso de los países en desarrollo y de
todos los pueblos involucrados;
d) Esta situación se ha visto agravada desde
hace unos años por una serie de crisis por las
que ha atravesado la economía mundial, como
el deterioramiento del sistema monetario inter-
nacional, el aumento inacionista de los costos
de importación, la pesada carga impuesta por la
deuda exterior a la balanza de pagos de muchos
países en desarrollo, el aumento de la deman-
da de alimentos, debido en parte a la presión
demográca, la especulación y la escasez y el
aumento de los costos de medios esenciales de
producción agrícola;
3
e) Estos fenómenos deben considerarse dentro
del marco de las actuales negociaciones sobre
la Carta de Derechos y Deberes Económicos
de los Estados y debe instarse a la Asamblea
General de las Naciones Unidas a que acuerde
por unanimidad y adopte una Carta que sea
instrumento ecaz para la creación de nuevas
relaciones económicas internacionales basadas
en principios de equidad y justicia;
f) Todos los países, pequeños o grandes, ricos
o pobres, son iguales. Todos los países tienen
pleno derecho a participar en las decisiones
relativas al problema alimentario;
g) El bienestar de todos los pueblos del mun-
do depende en buena parte de la producción y
distribución adecuadas de los alimentos tanto
como del establecimiento de un sistema mun-
dial de seguridad alimentaria que asegure la
disponibilidad suciente de alimentos a precios
razonables en todo momento, independiente-
mente de las uctuaciones y caprichos perió-
dicos del clima y sin ninguna presión política
ni económica, y facilite así, entre otras cosas, el
proceso de desarrollo de los países en vías de
alcanzarlo;
h) La paz y la justicia entrañan una dimensión
económica que ayuda a resolver los problemas
económicos mundiales y a liquidar el subde-
sarrollo, que ofrece una solución duradera y
denitiva del problema alimentario de todos
los pueblos y que garantiza a todos los países el
derecho de llevar a la práctica, de manera libre
y efectiva, sus problemas de desarrollo. Con
este n es necesario eliminar las amenazas y el
recurso a la fuerza y promover la cooperación
pacíca entre los Estados en la máxima medida
posible, aplicar los principios de no injerencia
en los asuntos internos de otros Estados, ple-
na igualdad de derechos y respeto de la inde-
pendencia y soberanía nacionales, y alentar la
cooperación pacíca entre todos los Estados
cualesquiera que sean sus sistemas políticos,
sociales y económicos. El mejoramiento con-
tinuo de las relaciones internacionales creará
condiciones más favorables para la cooperación
en todos los sectores, lo que hará posible, sin
duda, que se usen grandes recursos nancieros
y materiales entre otras cosas para aumentar la
producción agrícola y mejorar sustancialmente
la seguridad alimentaria mundial;
i) Para lograr una solución duradera del pro-
blema alimentario deberán hacerse todos los
esfuerzos posibles por eliminar la brecha cada
vez mayor que hoy separa a los países desarro-
llados de los países en desarrollo y por lograr
un nuevo orden económico internacional. To-
dos los países deberían estar en condiciones
de participar de manera activa y ecaz en las
nuevas relaciones económicas internacionales
mediante el establecimiento de sistemas inter-
nacionales adecuados, donde proceda, capaces
de poner en marcha una acción apropiada, a n
de establecer relaciones justas y equitativas en la
cooperación económica internacional;
j) Los países en desarrollo rearman su convic-
ción de que es a ellos a quienes incumbe ante
todo la responsabilidad de asegurar su rápido
desarrollo. Por tanto, se declaran dispuestos a
seguir intensicando sus esfuerzos individua-
les y colectivos para aumentar su cooperación
mutua en el sector del desarrollo agrícola y la
producción de alimentos, incluida la erradica-
ción del hambre y la malnutrición;
k) Dado que, por diversas razones, muchos paí-
ses en desarrollo no están todavía en condicio-
nes de satisfacer sus necesidades de alimentos,
es necesario emprender una acción interna-
cional urgente y ecaz y exenta de presiones
políticas para ayudarlos.
En consonancia con los nes y objetivos de la
Declaración sobre el Establecimiento de un
Nuevo Orden Económico Internacional y el
Programa de Acción aprobados por la Asam-
blea General en su sexto período extraordinario
de sesiones,
Código de Derecho Internacional Público
4
La Conferencia proclama solemnemente en
consecuencia:
1. Todos los hombres, mujeres y niños tienen el
derecho inalienable a no padecer de hambre y
malnutrición a n de poder desarrollarse ple-
namente y conservar sus capacidades físicas y
mentales. La sociedad posee en la actualidad
recursos, capacidad organizadora y tecnolo-
gía sucientes y, por tanto, la capacidad para
alcanzar esta nalidad. En consecuencia, la
erradicación del hambre es objetivo común
de todos los países que integran la comunidad
internacional, en especial de los países desarro-
llados y otros que se encuentran en condiciones
de prestar ayuda.
2. Los gobiernos tienen la responsabilidad
fundamental de colaborar entre sí para con-
seguir una mayor producción alimentaria y
una distribución más equitativa y ecaz de ali-
mentos entre los países y dentro de ellos. Los
gobiernos deberían iniciar inmediatamente
una lucha concertada más intensa contra la
malnutrición crónica y las enfermedades por
carencia que afectan a los grupos vulnerables
y de ingresos más bajos. A n de asegurar una
adecuada nutrición para todos, los gobiernos
deberían formular las políticas de alimentos y
de nutrición adecuadas, integrándolas en planes
de desarrollo socioeconómico y agrícola de ca-
rácter general, que se basen en un conocimiento
adecuado tanto de los recursos disponibles para
la producción de alimentos como de los po-
tenciales. A este respecto debería subrayarse la
importancia de la leche humana desde el punto
de vista de la nutrición.
3. Los problemas alimentarios deben abordarse
durante la preparación y ejecución de planes y
programas nacionales de desarrollo económico
y social, haciéndose hincapié en sus aspectos
humanitarios.
4. Incumbe a cada Estado interesado, de con-
formidad con sus decisiones soberanas y su
legislación interna, eliminar los obstáculos que
dicultan la producción de alimentos y con-
ceder incentivos adecuados a los productores
agrícolas. Para la consecución de estos obje-
tivos, es de importancia fundamental adop-
tar medidas efectivas de transformación so-
cioeconómica, mediante la reforma agraria,
de la tributación, del crédito y de la política de
inversiones, así como de organización de las
estructuras rurales, por ejemplo: la reforma de
las condiciones de propiedad, el fomento de las
cooperativas de productores y de consumidores,
la movilización de todo el potencial de recursos
humanos, tanto de hombres como de mujeres,
en los países en desarrollo para un desarrollo
rural integrado, y la participación de los peque-
ños agricultores, los pescadores y los trabajado-
res sin tierras en los esfuerzos por alcanzar los
objetivos necesarios de producción alimentaria
y de empleo. Además, es necesario reconocer
el papel central que desempeña la mujer en la
producción agrícola y en la economía rural de
muchos países, y asegurar a las mujeres, en pie
de igualdad con los hombres, una educación
adecuada, programas de divulgación y facili-
dades nancieras.
5. Hoy más que nunca, la utilización de los re-
cursos marinos y de las aguas interiores cobra
importancia, como nueva fuente de alimentos y
de bienestar económico. Por lo tanto, se deben
tomar medidas para promover una explotación
racional de estos recursos, preferiblemente para
consumo humano directo, con objeto de con-
tribuir a satisfacer las necesidades de alimentos
de todos los pueblos.
6. Los esfuerzos encaminados a aumentar la
producción de alimentos deberán ir acompa-
ñados del mayor empeño posible por evitar el
desperdicio de alimentos en cualesquiera de
sus formas.
7. Para impulsar la producción de alimentos en
los países en desarrollo, y en particular en los
menos desarrollados y más seriamente afecta-
Introducción
5

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA