A modo de conclusión: ¿puede el régimen internacional de cambio climático quitarnos la venda de los ojos? - Acuerdo de París sobre cambio climático e instrumentos conexos ¿Pueden quitarnos la venda de los ojos? - Libros y Revistas - VLEX 748379601

A modo de conclusión: ¿puede el régimen internacional de cambio climático quitarnos la venda de los ojos?

Autor:Juan Pablo González Cortés
Cargo del Autor:Abogado con mención en Filosofía
Páginas:117-122
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 117

Hace algunos siglos el filósofo escocés David Hume con clarividencia escribió que: la naturaleza supera la teoría (Hume, 2004). Este aforismo intentaba expresar que lo más poderoso en nosotros como seres humanos es nuestro instinto de supervivencia, el cual es más fuerte que nuestra parte racional.1Como lo indicamos, la economía clásica, parte de la premisa de que la racionalidad hace que el ser humano siempre busque maximizar su beneficio. A partir de esto es que planteamos cómo las dos parábolas de la teoría de juegos, el dilema del prisionero y la tragedia de los

Page 118

comunes, nos ayudaban a entender un poco el incumplimiento de los Estados de los acuerdos internacionales pertenecientes al régimen internacional de ccih.

No se trata entonces de moralizar el problema, de reducirlo, con nuestra tendencia a ser maniqueístas, a la posición de unos buenos y unos malos. Se trata mejor de entender que nuestra racionalidad nos lleva a ser egoístas en un sistema y un modelo económico que nos compele a ello.

Lo que sucede es que nos hemos puesto una venda en los ojos que impide ver que estamos caminando hacia un abismo. Pero no nos dirigimos solos a ese abismo: estamos arrastrando un montón de especies, estamos arrastrando gran parte de la vida en la Tierra con nosotros. Tanto James Lovelock (2007) como Manuel Guzmán Hennesey (2015), expresan que cuando como humanidad nos percatemos de que estamos caminando hacia el abismo nuestro instinto nos hará reaccionar como especie. Lovelock habla de esto como la reacción tribal de la humanidad, Guzmán Hennessey se refiere a ello como nuevas ciudadanías.

A la luz del aforismo de Hume, con optimismo esperamos que la naturaleza sea más fuerte que la racionalidad que nos lleva a maximizar nuestro beneficio individual, que nuestro instinto de supervivencia sea más fuerte que nuestra racionalidad costo-beneficio cortoplacista. Pero para ello debemos quitarnos la venda de los ojos, percatarnos de que el tren en el que estamos parece que tendrá una parada en la estación de los 2 °C, pero después de allí se dirigirá al abismo, sobre todo por el efecto de retroalimentación positiva al que nos referimos con anterioridad.

Pero, retornando a la pregunta que nos hicimos al inicio del escrito; ¿cómo hacemos, en últimas, para quitarnos la venda de los ojos? ¿Cómo puede contribuir el dia en este sentido? si es que puede. Para empezar, es importante reconocer la limitación del dia que se extiende al derecho internacional en general. El derecho internacional, el derecho que regula las relaciones principalmente entre Estados, no tiene un aparato coercitivo que lo haga cumplir, como sí ocurre con el Estado en el derecho interno.

Page 119

En esa medida, los países adoptan los acuerdos que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA