La perspectiva jurídica del amor a la naturaleza y las cosas en Colombia - Núm. 155, Junio 2013 - Revista Estudios de Derecho - Libros y Revistas - VLEX 745501729

La perspectiva jurídica del amor a la naturaleza y las cosas en Colombia

Autor:Gustavo Adolfo García Arango
Cargo:Filósofo de la Universidad Pontificia Bolivariana; abogado de la Universidad de Antioquia; especialista en Derecho Privado y Magister en Derecho, UPB. Abogado de la Secretaría de Educación de Medellín, docente Universidad de Antioquia, investigador del Grupo de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Católica de Oriente
Páginas:19-39
RESUMEN

El amor por la naturaleza y el amor por los animales se encuentran reconocidos en el Derecho positivo colombiano a través de diferentes normas y pronunciamiento judiciales. En igual sentido se encuentran menciones expresas en los sistemas jurídicos de otros países latinoamericanos, sobre todo desde la perspectiva educativa, cuando se hace alusión al amor a la naturaleza. En cuanto al amor a los... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
** Filósofo de la Universidad Ponticia Bolivariana; abogado de la Universidad de Antioquia; especialista en
Derecho Privado y Magister en Derecho, UPB. Abogado de la Secretaría de Educación de Medellín, docente
Universidad de Antioquia, investigador del Grupo de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Católica
de Oriente. Correo electrónico: garcia.arango@yahoo.com.
LA PERSPECTIVA JURÍDICA DEL AMOR A LA NATURALEZA
Y LAS COSAS EN COLOMBIA
Gustavo Adolfo García Arango**
RESUMEN
El amor por la naturaleza y el amor por los animales se encuentran reconocidos en el Derecho
positivo colombiano a través de diferentes normas y pronunciamiento judiciales. En igual sentido
se encuentran menciones expresas en los sistemas jurídicos de otros países latinoamericanos,
sobre todo desde la perspectiva educativa, cuando se hace alusión al amor a la naturaleza. En
cuanto al amor a los animales, se encuentra viable dicho reconocimiento desde el Derecho,
teniendo en cuenta la asimilación de ciertas especies con los humanos no racionales, el uso de la
ficción jurídica y el reconocimiento de los lazos afectivos entre mascotas y personas. Por último
se trabaja el amor a las cosas reconociendo el vínculo afectivo, la demostración de dicho lazo
entre las cosas y las personas, y considerando los factores culturales. Como conclusión general
se considera que el derecho al amor a la naturaleza se encuentra positivizado, especialmente
en las últimas dos décadas y se proyecta un mayor reconocimiento expreso en la normatividad
del continente.
Palabras clave: Amor a los animales, amor a las cosas, amor a la naturaleza, derecho al amor.
LEGAL PERSPECTIVE OF THE LOVE TO THE NATURE
AND TO THE THINGS IN COLOMBIA
ABSTRACT
The love to the nature and love to the animals are recognized in the Colombian law through
different rules and judicial pronouncements. Also mentioned in the standards of other countries
in Latinoamérica, but the love to the nature from the education. It is legally possible to recognize
the love to the animals thinking that the not rational human beings and the animals are similar,
using the legal fiction and recognizing the affection between persons and animals. Finally
develops the love of things recognizing the affective link, the demonstration of the relationship
between things and the persons, and considering the cultural conditions. General conclusion:
the love to the nature is in the rules, principally in the last two decades and a major growth is
expected to issue rules in the topic on the continent.
Keywords: Love to the animals, love to the things, love to the nature, right to the love.
Estudios de Derecho -Estud. Derecho- Vol. LXX. Nº 155, junio 2013.
Facultad de Derecho y Ciencias Políticas. Universidad de Antioquia. Medellín. Colombia
LA PERSPECTIVA JURÍDICA DEL AMOR A LA NATURALEZA
Y LAS COSAS EN COLOMBIA
INTRODUCCIÓN
En la historia de la humanidad, la sociedad occidental ha ido reconociendo cada
vez con mayor libertad la necesidad del afecto y las emociones, su expresión y su
reconocimiento.
En un momento en el que la sociedad es muy compleja, individualizada y frag-
mentaria, y, consiguientemente, las grandes teorías explican poco, algunos
han llegado a hablar de la desaparición de la sociología precisamente por
eso el análisis de las emociones no solo permite conocer algo de la textura de
nuestra vida cotidiana, sino que nos permite también ponerla en conexión con
categorías clásicas del pensamiento social, así como con pautas de cambio
social más generales, relativas a la transformación de las instituciones, y las
perplejidades que esto genera. (Universidad de Navarra, 2010).
Al punto, los aspectos emocionales han ido ganando espacio hasta el hecho de
considerar el bienestar emocional como parte de la misma justicia social.
Respecto de la justicia social, Martha Nussbaum hace una lista de 10 capacidades
humanas básicas necesarias para una vida digna (desde el enfoque de las capaci-
dades), entre las que se encuentran las emociones y lo expresa en los siguientes
términos: “Emociones. Poder mantener relaciones afectivas con personas y objetos
distintos de nosotros mismos; poder amar a aquellos que nos aman y se preocupan
por nosotros, y dolernos por su ausencia; en general, poder amar, penar, experi-
mentar ansia, gratitud y enfado justicado.” (2007: 88)
La lósofa del derecho, hace un reconocimiento especial a lo que es el punto de
partida de una discusión sobre la posibilidad de amar las cosas, la naturaleza y lo
que ella contiene. Pero los derechos, desde una perspectiva clásica, han estado en
función de la propiedad, la libertad y la igualdad frente al Estado. Y la propiedad se
ha reclamado frente a las cosas materiales, sean bienes muebles, bienes inmuebles,
fungibles, no fungibles y su relación con el hombre se ha enmarcado desde el uso
y el abuso (ius abutendi, que llegó a entenderse como el uso desproporcionado e
irracional y limitado por la Corte Constitucional en la sentencia C-595/99 a partir del
principio de solidaridad, de la función social y la función ecológica de la propiedad),

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA