Prefacio - El malestar en la profesión jurídica. Tensiones entre la ética personal y la ética profesional de los abogados - Libros y Revistas - VLEX 800857593

Prefacio

Autor:Sergio Iván Anzola Rodríguez
Páginas:5-31
 
EXTRACTO GRATUITO
PREFACIO
Este texto nace de un malestar personal. Tras trabajar por algunos años en
asuntos de derechos humanos en Colombia durante los gobiernos de Álvaro
Uribe y Juan Manuel Santos, tanto para entidades del Gobierno como para
organizaciones de la sociedad civil, empecé a sentir un malestar por el hecho de

por un tiempo y luego verme en el dilema de tener que sostener exactamente
la contraria. Busqué refugio en la academia con el propósito de entender mejor
dicho malestar y, en la medida de lo posible, superarlo.
Ante este panorama, y con la invaluable guía de mi directora de tesis, la doc-
tora Isabel C. Jaramillo Sierra, consideramos imprescindible estudiar el campo
 
debe satisfacer y el entorno institucional que lo rodea. Por otro lado, conside-
ramos una apuesta interesante utilizar algunos conceptos puntuales de la teoría
psicoanalítica de Sigmund Freud para tratar de entender de manera más clara
la experiencia psíquica de ser abogado. Las ideas de Freud resultan útiles pues
estudian la ambivalencia, contradicción y fragmentación de las personas. In-
tuíamos que algo así ocurre en el rol del abogado, el cual se ve inmerso en un
campo en el que distintas fuerzas y compromisos exigen de él cursos de acción
contradictorios.
Cuando empecé a estudiar el campo de la ética profesional del abogado me
encontré con dos fenómenos curiosos. El primero consiste en el silencio de
la academia jurídica colombiana respecto a este campo del derecho. Por silen-
       
      
colombianos. Este silencio se ve favorecido por el tipo de casos que común-
mente estudia el Consejo Superior de la Judicatura. Por lo general, estos casos
no tratan dilemas éticos (es decir, situaciones en las que hay dos valores mora-

 
cuando los abogados se apoderan de dineros o bienes del cliente, presentan
documentos falsos o son protagonistas en casos de corrupción. Este silencio
5
EL MALESTAR EN LA PROFESIÓN JURÍDICA
favorece una visión estrecha de la ética profesional. Básicamente, el mensaje
consistía en que el abogado ético era aquel que no violaba la ley, el que no
compraba jueces y el que no robaba dineros a sus clientes.
     
mismos abogados que parecen sugerir una visión de la abogacía más amplia
a la visión mínima señalada anteriormente. Estos mensajes han tenido lugar
cuando, por ejemplo, ha habido un crimen terrible, aborrecido y condenado de
manera tajante por todos los sectores de la sociedad. Un ejemplo reciente fue
la violación y el asesinato de la menor Yuliana Samboní en la ciudad de Bogotá.
Una vez el caso fue de conocimiento público empezaron a circular rumores
sobre qué abogado asumiría la defensa judicial del sospechoso. Varios medios
entrevistaran abogados penalistas reconocidos que eventualmente podrían asu-
mir la defensa. El mensaje general era que, si bien toda persona tenía derecho
a un abogado que defendiera sus derechos en el proceso penal, los abogados
tenían derecho a escoger sus clientes y causas y que, si el caso no encajaba bien
con los valores y principios morales del abogado, este podía (y debía) rechazar el
caso, pues no hacerlo podría repercutir negativamente en la defensa del cliente,
ya que, al no compartir su causa, el abogado no podría trabajar a fondo en el
caso. El mensaje recibido por este lado indica, entonces, que para ser un abo-
gado ético no basta con no violar la ley positiva sino que, además, debe haber
armonía entre lo que le exige su rol de abogado y sus valores y principios como
persona. Esta segunda visión resulta, entonces, más amplia que la anterior, pues
exige más del abogado.
A la visión estrecha la denominaré en lo que sigue del texto la ética profesional del
abogado. A la visión amplia la denominaré la ética personal del abogado y obviamente
de la persona que se desempeña como abogado. En el capítulo 1, el lector en-
contrará estos dos conceptos explicados a fondo.
Con este panorama, es decir, con un gran silencio en la literatura jurídica
colombiana sobre la ética profesional de los abogados (particularmente en lo
     
la ética personal y los costos sociales y personales que implica la práctica del
derecho apegada a ella), esta investigación busca responder dos preguntas:
¿los abogados colombianos experimentan tensiones entre la ética profesional
y la ética personal que rige su vida? Y si efectivamente esas tensiones están
presentes, ¿por qué no han sido estudiadas y teorizadas por los académicos
colombianos?
6

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA