Entre ríos y playas: uso y gobernanza de los manglares en el Golfo de Tribugá y Bahía Cupica, Chocó, 1950-2015 - Bosques - Fragmentos de historia ambiental colombiana - Libros y Revistas - VLEX 845673055

Entre ríos y playas: uso y gobernanza de los manglares en el Golfo de Tribugá y Bahía Cupica, Chocó, 1950-2015

Autor:María Fernanda Pereira Sotelo
Páginas:33-57
 
EXTRACTO GRATUITO

Entre ríos y playas: uso y gobernanza
de los manglares en el Golfo de Tribugá
y Bahía Cupica, Chocó, -*
M F P S
E  G de Tribugá y la Bahía Cupica, en la costa pacíca del departa-
mento del Chocó, hay alrededor de cuatro mil hectáreas de ma nglar, un ecosis-
tema boscoso que crece en aguas sa lobres. Las leyes  y  de , conocidas
como Ley General Ambiental y Ley de Negr itudes, dejan claro que la respon-
sabilidad de administrar estos bosques o humedales recae sobre el Estado y
las comunidades que allí v iven. Esta responsabilidad compartida reconoce los
derechos de los pobladores, a la vez que establece obligaciones de conservación.
En concreto, la entidad estatal responsable es la Corporación Regional Autó-
noma para el Desarrollo Sostenible del Chocó (Codechocó), mientras que los
consejos comunitarios de los territorios colectivos negros, creados hace relati-
vamente poco, representan a la comunidad. Sin embargo, Codechocó ha hecho
poco, dejando un vacío copado por  ambientalistas , que han ayudado a las
comunidades a redactar planes de manejo de los mang lares para regular su uso
en nombre de la conservación.
* Para citar este capítulo: http://dx.doi.org/./.. Este capítulo está basado en la tesis
de Maestría en Geografía de  titulada “Entre ríos y playas: cambios en los usos de los manglares
por las comunidades negras en el Golfo de Tribugá y Bahía Cupica, Chocó”, dirigida por Claudia
Leal en la Universidad de los Andes.

Fragmentos de historia ambiental colombiana
Esos planes de manejo han tenido un bajo impacto, pues pocos pobladores
los conocen y consideran legítimos, y por lo tanto no sirven como guía para
coordinar su comportamiento. En realidad , los recursos de los manglares han
sido de uso común, es decir, han sido usados por los pobladores que viven cerca
—sin necesidad de ningún tipo de coordinación o supervisión— (véase ima-
gen .). Estos manglares han sido usados principalmente como complemento
alimentario, segú n las necesidades derivadas de la situación económica y de la
cercanía al ecosistema de los pobladores, con limitac iones solo impuestas por
los grupos armados. Esos usos ac tuales hay que entenderlos históricamente, ya
que la extracción de recursos se ha intensicado des de mediados del siglo .
A pesar de esta intensicación, los mangla res de Tribugá y Cupica están en rela-
tivo buen estado. Esto demuestra que para su conservación no ha sido necesaria
su privatización, tal como lo hubiera sugerido Hardin.
El manglar es una asociación vegetal que crece donde conuyen las aguas
saladas del mar y las du lces del río, son bosques ricos en fauna, atravesados por
Asociación de Consejos Comunitarios General Los Riscales de Nuquí, Caracterización y
zonicación del manglar de la ensenada de Tribugá, en el golfo del mismo nombre, municipio de
Nuquí ().
Garrett Hardin, “e Tragedy of the Commons”, Science ,  (): -.
Imagen 2.1. Calle de Nuquí, corregimiento de Jurubirá; el manglar al fondo
Fotografía tomada por María Fernanda Pereira.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA