Teoría general del control - Auditoría de información financiera - Libros y Revistas - VLEX 800231337

Teoría general del control

Autor:Samuel Alberto Mantilla Blanco
Páginas:63-91
 
EXTRACTO GRATUITO
Auditoría de información financiera 63
3
Teoría general del control
De todos los infortunios que afligen a la
humanidad, el más amargo es que hemos de
tener conciencia de mucho y control de nada
(Heródoto)
Resumen:
Este capítulo hace un análisis técnico del control a la luz de la teoría general de
sistemas. Es un trabajo interesante, profundamente documentado, que culmina
mostrando la manera como ello se percibe desde las perspectivas organizacional
y gerencial. Se trata de un aporte importante, útil para empezar a entender al
mundo. Ayuda a liberarse de las ataduras jurídicas y jerarquizadas con las cuales
siempre, pero equivocadamente, se ha interpretado el control. Permite, en
últimas, entender por qué en lugar del término control se prefieren los de
mejoramiento y logro de objetivos.
Objetivos:
Después de leer
este capítulo,
usted debe ser
capaz de:
1. Entender el significado del término control y sus clasificaciones.
2. Conocer los alcances y aplicaciones principales de la teoría general
del control.
3. Analizar los componentes de un sistema de control.
4. Estudiar el control en el contexto de las organizaciones.
64 Teoría general del control
INTRODUCCIÓN1
Un error bastante frecuente es identificar auditoría y control. Igualmente equivocado es desligar
totalmente el uno del otro.
En realidad se trata de dos tópicos diferentes pero complementarios: la auditoría es un método,
entre muchos, que ayuda al control. Este, por consiguiente, es un objetivo, de importancia cada
vez mayor en la medida en que se sale de la esfera individual y se ubica en sistemas
empresariales, gubernamentales, sociales, etc.
En el mundo actual, el objetivo de control tiene una alternativa: el mejoramiento, entendido como la
búsqueda de control a través de las mejores tecnologías disponibles.
Muy asociado al control está el ejercicio del poder, ya sea éste social, cultural, político, económico,
religioso o de otro tipo. El control es, por consiguiente el objetivo principal del ejercicio del poder.
La auditoría está más ligada a lo práctico y por ello se asocia con una profesión en particular, esto
es, la contaduría, la contaduría pública, o la contaduría profesional, según sea el caso.
El presente capítulo aborda esas problemáticas a partir de un enfoque derivado de la teoría
general de sistemas. Su característica principal es que ello permite analizarlo fuera las pasiones
del poder. En este sentido, se muestra cómo el control es control, independiente de regulaciones
de carácter legal o de condicionamientos organizacionales (gerenciales).
¿QUÉ SIGNIFICA EL TÉRMINO CONTROL?
En español2, se considera que la palabra control es un nombre que proviene del francés contrôle y
tiene diversos significados: (1) comprobación, inspección, fiscalización, intervención; (2) dominio,
mando, preponderancia; (3) oficina, despacho, dependencia., etc., donde se controla; (4) torre de
control; (5) puesto de control; (6) regulación, manual o automática, sobre un sistema; (7) mando o
dispositivo de regulación; (8) tablero o panel donde se encuentran los mandos.
En inglés3 la palabra control tiene significados diversos ya sea si se le entiende como verbo
transitivo o como nombre.
Entendido como verbo transitivo, se acepta que su origen está en el mediano inglés y que proviene
del francés controllen, estando muy vinculado con la copia de una cuenta, esto es, la auditoría.
Como término arcaico, se considera que significa:
1. (a) comprobar, probar, o verificar por evidencia o experimentos; (b) incorporar controles
confiables en un experimento controlado.
2. (a) ejercer restricciones o influir directamente sobre algo: regular; (b) tener poder sobre: regla;
(c) reducir la incidencia o severidad de o especialmente a niveles inicuos.
1 Parte de este material fue publicado originalmente en: Ma ntilla B., Samuel A. (1989) Introducción a la revisoría fiscal,
un enfoque de sistemas. Bucaramanga: Cárdenas & Cárdenas, pp. 51ss. El aquí incluido está debidamente corregido
y actualizado.
2 Real Academia Española (1992). Diccionario de la Lengua Española. Vigésima primera edición. Madrid: Real
Academia Española de la Lengua. P. 561.
3 Merriam-Webster (1993). Merriam-Webster´s Collegiate Dictionary. Tenth edition. Springfield: Merriam-Webster Inc.
p.252.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA