La Organización Mundial de Aduanas y la facilitación del comercio legítimo - Otros aspectos relacionados con el comercio y la integración - Acuerdos comerciales y aspectos relacionados con el comercio exterior - Libros y Revistas - VLEX 632463185

La Organización Mundial de Aduanas y la facilitación del comercio legítimo

Autor:Aníbal Uscátegui Cuéllar
Cargo del Autor:Abogado de la Universidad del Rosario
Páginas:557-582
 
EXTRACTO GRATUITO
557
La Organización Mundial de Aduanas
y la facilitación del comercio legítimo
Aníbal Uscátegui Cuéllar*
Introducción
Cambio climático, desastres naturales, conictos armados, crisis políticas y
nancieras, el auge del crimen organizado, marcan el presente siglo. Una de
las consecuencias más devastadoras de estas situaciones es el incremento de
la pobreza; los pobres lo son cada vez más, y el aumento del desempleo y la
acumulación de la riqueza en pocas manos son notorios.
Según el Centro de Asentamientos Humanos de las Naciones Unidas (-
, por su sigla en inglés), el 80 % de la población mundial vive en la pobreza.
Aproximadamente seiscientos millones de personas en zonas urbanas de países en
vías de desarrollo viven en condiciones sanitarias precarias y de amenaza de vida.
El número de personas que carecen de lo básico para sobrevivir con un mínimo
que garantice un nivel elemental de salud es alto; más de 1.200 millones de seres
humanos no tienen acceso a agua potable; 1.000 millones carecen de una vivienda
digna; existen 840 millones de personas mal nutridas, de las cuales 200 millones
son niños menores de cinco años; 2.000 millones de personas padecen anemia por
falta de hierro; 880 millones de personas no tienen acceso a servicios básicos de
salud; y 2.000 millones de personas carecen de acceso a medicamentos esenciales.
1
Surge pues para los pueblos una tarea ardua: hay que construir una polí-
tica social acorde con los problemas que estamos enfrentando, es obligatorio
eliminar estructuras económicas que frenen el progreso y generen condiciones
empobrecedoras.
* En colaboración con Gloria Patricia Gaviria Blanco, abogada de la Ponticia Universidad Javeriana,
especialista en Derecho Aduanero y Derecho Tributario de la Universidad Externado de Colombia, y
redactora de obras de comercio exterior para Legis Editores.
1 Tomado en marzo de 2010 del artículo “La pobreza y el desarrollo humano”, en la página web
www.monograas.com/trabajos12/podes/podes.shtml
558
Acuerdos comerciales y aspectos relacionados con el comercio exterior
En este contexto, el comercio debe ser utilizado como un medio para
ayudar a lograr el n más noble de todos: la eliminación de la pobreza. Si el
comercio prospera, las economías crecen. Si pensamos en internacionalización,
los países tienen el deber de traducir sus medidas en benecio social y desa-
rrollo económico, en una distribución equitativa de la riqueza. En el mundo
se requieren más puestos de trabajo, con mejores salarios. Así y solo así, debe
concebirse el intercambio de bienes entre países.
Tal y como fue señalado en el preámbulo del “Maniesto Ética Económica
Global”, dictado por la Organización de las Naciones Unidas (), el 6 de
octubre de 2009, en Nueva York:
Para que la globalización de la economía conduzca a la prosperidad
universal y a una sociedad sostenible, todos aquellos que participan
en ella o se ven afectados por las distintas actividades económicas,
dependen de un intercambio iluminado en valores y en la coope-
ración mutua. La necesidad de esta orientación ética es una de las
lecciones fundamentales de la actual crisis mundial de los mercados
y productos nancieros.
Además, el intercambio y la cooperación comerciales solo alcanzarán
metas para hacer la sociedad sostenible cuando la actividad de las per-
sonas, para lograr sus intereses privados, legítimos y su prosperidad, se
realice en un marco ético global que goce de amplia aceptación (…).
De igual manera, la Organización Mundial del Comercio () y la
Organización Mundial de Aduanas () han venido trabajando en alcanzar
estos objetivos, pretendiendo que sus directrices sean adoptadas de manera
voluntaria por los Estados miembros, algunos de los cuales lo han hecho me-
diante la asunción de compromisos concretos.
Los Estados, las industrias y los comerciantes tienen la responsabilidad
social de ser generadores de riqueza y bienestar para los pueblos, y, en gran
medida, un intercambio de bienes ágil, conable y seguro, permitirá cumplir
esta obligación.
Sin embargo, hoy esta tarea se ve enfrentada al exceso de trámites y requi-
sitos, a la inmoralidad de algunos funcionarios, a mecanismos poco efectivos
y a demoras injusticadas, por mencionar solo algunos de los obstáculos que

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA