Prólogo - El malestar en la profesión jurídica. Tensiones entre la ética personal y la ética profesional de los abogados - Libros y Revistas - VLEX 800857589

Prólogo

Autor:Isabel C. Jaramillo Sierra
Páginas:1-3
 
EXTRACTO GRATUITO
PRÓLOGO
ISABEL C. JARAMILLO SIERRA
Este libro es un resultado muy maduro de los estudios de doctorado de Sergio
Anzola, en los que yo obré como tutora. Aprendí muchísimas cosas de él en el
proceso; creo que él aprendió muchas más. En todo caso, es un honor escribir
este prólogo e invitarlos a leer El malestar en la profesión jurídica con todo el cui-
dado y la pasión con que fue escrito. Como la introducción muestra en detalle
cuáles son los aportes del libro y cuáles los debates que abre, voy a concentrar-
me en los aspectos más íntimos y personales del proceso de escribirlo, con la
idea de que, tal vez, el viaje que recorrimos —que recorrió Sergio— inspire a
muchos de los lectores potenciales.
Sergio y yo llegamos a los debates de la ética profesional como resultado de
una serie de eventos y decisiones que vale la pena narrar para ilustrar el valor,
y también el coraje, de inscribir un trabajo en esta área. En el año 2010, una
amiga psicóloga me invitó a participar en un estudio sobre la manera en que los
médicos abordan los casos que involucran derechos sexuales y reproductivos.
Su intención inicial era que yo la ilustrara sobre lo que la ley prohíbe u ordena
y a partir de allí ella trabajaría los instrumentos necesarios para recaudar infor-
mación. Sin embargo, logré convencerla de que el derecho es más complejo
que un recuento estático y que mi participación a lo largo de todo el proyec-
to era fundamental. El hallazgo más importante fue, al menos en el caso de
los médicos, que el conocimiento de la norma no es tan importante como
las actitudes y las creencias que se tienen en relación con los derechos sexuales
y reproductivos.
Por esta razón concluimos que era necesario intervenir los cursos de ética pro-
fesional de manera que contribuyeran a formar actitudes y creencias democráti-
cas, particularmente actitudes y creencias conformes con la equidad de género.
Aunque la recomendación y la intervención se dirigían a los médicos, decidí que
podríamos trabajar en esta misma línea en la Facultad de Derecho de Los An-
des. Inicié, entonces, un semillero de formación de profesores en ética profesio-
nal, con un programa de curso basado en casos y con el objetivo de confrontar a
los abogados con su responsabilidad política en el ejercicio del derecho. Nunca
he dictado ese curso, pero he sido mentora de tres de sus profesores.
1

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA