Prólogo - - - Bordes, límites y fronteras. Encuentros etnográficos con niños, niñas y adolescentes - Libros y Revistas - VLEX 850309908

Prólogo

AutorJoanne Rappaport
Cargo del AutorProfesora del Departamento de Español y Portugués Universidad de Georgetown Washington
Páginas11-12
La etnografía de la educación es, tal vez, el área en la que más claramente podemos
percibir la necesidad de construir una metodología colaborativa. A diferencia de
otros enfoques etnográficos, los estudios de planteles educativos no solo requieren
una reflexión basada en el encuentro entre observación y teoría, sino que exigen que
el proceso etnográfico incluya un reciclaje continuo entre la reflexión académica y
la puesta en práctica pedagógica. A diferencia de otras experiencias colaborativas,
se supone que los etnógrafos de la educación están conscientes de que la escuela
debería ser un espacio caracterizado por relaciones horizontales, dentro del cual se
aprende a pensar y a cuestionar. Por lo tanto, en el mejor de los casos, en una inves-
tigación colaborativa dentro de un recinto educativo se deberían problematizar las
diferencias entre investigador e investigado, porque se entiende que los estudiantes
están aprendiendo a ser sujetos que puedan cuestionar los propósitos y métodos de
la misma investigación.
Podemos sumar a estas observaciones otro hecho. En la mayoría de los estudios
etnográficos de escuelas, los estudiantes son niñas, niños o adolescentes. Por un
lado, ellos son más vulnerables —tal vez más “subalternos”— que muchas otras
comunidades que han participado en proyectos de investigación colaborativa.
Por el otro lado, comparten hasta cierto punto con los investigadores el concepto
mismo de investigación —lo que no necesariamente ocurre en otros contextos—.
Particularmente en instituciones que han intentado establecer relaciones más ho-
rizontales entre docentes y estudiantes, los alumnos pueden estar más dispuestos
a resistir los objetivos de los investigadores y, por lo tanto, quizás más abiertos a
compartir sus propias observaciones y críticas. No obstante, para poder aprovechar
esta situación, los investigadores necesariamente tienen que abrirse: tienen que ser
autocríticos, estar abiertos a escuchar las críticas de otros y dispuestos a cambiar su
metodología.
PRÓLOGO
03(2017)26_BordesLimitesETC.indd 11 4/12/17 11:49

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba