Resultados - Formación de la ciudadanía en primera infancia en entornos de vulnerabilidad - Libros y Revistas - VLEX 812736189

Resultados

Autor:Nelly Patricia Bautista Cárdenas - Deisy Hernández Forero
Páginas:49-80
 
EXTRACTO GRATUITO
49
Capítulo III
Resultados
Results
La familia como cimiento de los valores ciudadanos
A continuación, se sintetizan los resultados de las visitas domiciliarias, obser-
vaciones y entrevistas que se realizaron, con el n de recopilar datos de campo
que permitieron contrastar la realidad con los programas gubernamentales.
Características sociodemográcas de las familias
y los determinantes psicosociales
Como resultado de las visitas domiciliarias se pudo establecer el perl socio-
demográco de las familias usuarias de la Asociación Sol´Enfance. Se hace un
resumen de la contextualización sociodemográca de 213 familias que solici-
taron el servicio a la Asociación Sol´Enfance para sus hijos entre los 2 y 5 años
en el 2015.
Composición familiar
De las 213 familias de los niños y niñas inscritos en el programa de atención de
la asociación Sol´Enfance: 81 están conformadas por la madre y los hijos, en la
que algunos de ellos tienen su vínculo por línea materna ya que son hijos de
padres diferentes. En muchas de las familias se observó la ausencia de la gura
50
Nelly Patricia Bautista Cárdenas, Deisy Hernández Forero
paterna. Las visitas domiciliarias mostraron que las madres son muy jóvenes;
comienzan a serlo desde los 15 años en adelante. En 32 casos los niños están
bajo la custodia de sus abuelos. Según los datos recogidos en las visitas domi-
ciliarias, el promedio es de cuatro personas por hogar: madres, padres, hijos y
familia extensa.
Figura 11. Composición familiar. Nota: abuelos a cargo = 32; padres cabeza
de familia = 3; madres cabeza de familia = 81; familias recompuestas = 62; familias
nucleares = 35.
Fuente: elaboración propia.
Las cuidadoras de los niños y niñas deben ausentarse de sus lugares de tra-
bajo, con el objeto de buscar un servicio seguro para cuidar a sus hijos más
pequeños, de 0 a 5 años. A su vez, los escolares tienen su jornada de estudio
más corta que la jornada laboral de sus madres o cuidadoras, por lo que se
evidencia la necesidad de un lugar que acoja a los niños y niñas de edad es-
colar, para que tomen sus alimentos y sean acompañados en la realización de
sus labores escolares.
Se observa, como característica de algunas de estas familias, el continuo
cambio de lugar de vivienda, trabajo y, muchas veces, de las personas con quie-
nes conviven. Esta inestabilidad conlleva que los niños y niñas cambien de lu-
gar de residencia con frecuencia, lo que afecta su permanencia en el programa
de protección infantil o en los centros educativos.
Condiciones de vivienda y entorno
La mayoría de las familias viven en casas destinadas al inquilinato, en las
que se utiliza una o dos habitaciones para cada familia y muchas veces se
51
Formación de la ciudadanía en primera infancia en entornos de vulnerabilidad
deben compartir los servicios de cocina, baño y lavadero de ropas. Debido a
la convivencia de varias familias con estilos de vida diferentes, se presentan
continuamente conictos entre vecinos que ponen en riesgo la seguridad de
las personas, en especial la de las más vulnerables, como los niños y las niñas.
El entorno de las viviendas también evidencia problemas en cuanto al man-
tenimiento de calles, basuras sobre andenes, personas que exhiben comporta-
mientos inadecuados como deambular en estado alterado de conciencia y
establecimientos comerciales que venden licor.
Condiciones sanitarias
En varias viviendas se observan condiciones sanitarias precarias, algunas
con desorden y desaseo, pero lo que más se encuentra es hacinamiento y
se trata de optimizar el poco espacio con muebles o cajas que contienen el
vestuario y los menajes de las personas de la casa. Es evidente la ausencia de
privacidad de los miembros del grupo familiar. Los niños y niñas se ven afec-
tados por las carencias de espacio para desarrollar sus actividades y juegos;
este hacinamiento no es apropiado para su desarrollo y crecimiento.
Nivel educativo, situación laboral y económica
Las madres cabeza de familia cuentan con mínima educación formal, que va
desde la primaria hasta algunos grados de bachillerato. De las 213 familias abor-
dadas, se encontraron 22 con estudios técnicos o capacitación laboral especíca.
Las familias observadas demuestran una situación económica difícil, por
lo que no pueden suplir todas las necesidades de desarrollo físico, cognitivo
y psicosocial de los niños. Las labores realizadas por las madres y padres de
familia van desde las ventas informales y los trabajos domésticos, hasta em-
pleos de tiempo parcial, reciclaje, ocupaciones en entidades comerciales en
donde devengan salarios precarios, que son insucientes para atender todas
las demandas familiares. Pocas veces hay estabilidad en las fuentes de ingresos.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA