Las voces de los abogados - El malestar en la profesión jurídica. Tensiones entre la ética personal y la ética profesional de los abogados - Libros y Revistas - VLEX 800857609

Las voces de los abogados

Autor:Sergio Iván Anzola Rodríguez
Páginas:133-239
 
EXTRACTO GRATUITO
CAPÍTULO 3
LAS VOCES DE LOS ABOGADOS
El capítulo anterior tuvo como objetivo establecer si los abogados colombianos
están llamados a practicar el derecho bajo una ética profesional fuertemente
-
mal de las normas que estructuran la ética profesional de los abogados (enten-
diendo por ética profesional no solo las normas contenidas en el Estatuto del
Abogado y el Código Disciplinario del Abogado, sino también las normas de
derecho procesal) y se determinó si estas creaban una ética profesional fuerte-

que estructuran esa ética profesional tenían una materialización real, concreta y
generalizada en la práctica jurídica.
La conclusión del capítulo anterior es que hay una brecha entre lo que es la
ética profesional en las normas y la forma en que dicha ética profesional es
posteriormente trasladada a la práctica jurídica: el ordenamiento jurídico co-
lombiano tiene una brecha entre lo que está escrito en el papel y la realidad.
En el papel, la ética profesional del abogado no parece ser muy diferente a la
ética personal o al marco deliberativo común; es decir, tanto las normas disci-
plinarias como las normas procesales no le piden al abogado una parcialidad
exclusiva y excesiva por los intereses de su cliente. Al contrario, las normas
generalmente propenden porque los abogados, en conjunto con el juez, tra-
bajen de manera armónica para llevar a un buen término el proceso judicial.
De hecho, las normas buscan castigar la parcialidad excesiva y le dan potestades
disciplinarias al Consejo Superior de la Judicatura para sancionar a los abogados
que incurran en esas conductas. Además, normas del Código de Procedimiento
Civil les dan a los jueces facultades para imponer multas a los abogados y sus
poderdantes cuando estos incurran en conductas como la mala fe o la temeri-
dad. Así mismo hay reglas y jurisprudencia que buscan inculcar en la profesión
jurídica la idea de la función social. No obstante, estas normas y jurisprudencia
no dejan claro cuál es la consecuencia tangible de practicar el derecho bajo
una función social y la forma en que buscan asignarle una función social a la
profesión es sumamente tenue u optativa. En pocas palabras, sobre el papel,
la ética profesional del abogado colombiano se funde con su ética personal.
133
EL MALESTAR EN LA PROFESIÓN JURÍDICA
Los abogados colombianos pueden ser, al mismo tiempo, buenos abogados y
sentir que siguen actuando de acuerdo con un estándar ético común, tal y como
actúa el resto de personas que no están imbuidas en un rol social.
No obstante, la brecha que hay entre el papel y la realidad existe porque, de
acuerdo con los hallazgos obtenidos, parece ser que la forma en la que jueces,
abogados y ciudadanos conciben el rol del abogado es distinta a la forma en la

la que los jueces ejercen su poder disciplinario (basándose en las quejas que les
llegan y la interacción que tienen con los abogados en sus despachos), es posi-
ble que el problema no sea uno de “aplicación” en sentido estricto sino, como



existe solo en el papel; una ilusión o una aspiración (o una hipocresía), pero no
una realidad en la práctica jurídica. Este hallazgo invita a pensar que, si existe esa
brecha en la realidad, es probable que los abogados colombianos experimenten
alguna tensión entre su ética personal y profesional.
LA TÉCNICA PSICOANALÍTICA COMO MÉTODO DE
INDAGACIÓN E INTERPRETACIÓN

las normas en los libros y a las respuestas de los jueces respecto a su aplicación,
era necesario hablar directamente con los abogados. No obstante, y es impor-
tante aclarar esto, las conversaciones con los abogados podían llevar a la misma
conclusión que arrojó el análisis formal de las normas, es decir, es posible que
-
ca personal. Sin embargo, la intuición inicial que alimentó esta tesis se basa en
la idea (y el sentimiento) de que los abogados efectivamente experimentan esas
tensiones pero no hablan de ellas o no las reconocen de manera adecuada, no
las pueden nombrar; estas tensiones permanecen reprimidas. Por esta razón, los
abogados como sujetos de investigación y las conversaciones que se sostuvieran
con ellos podían resultar problemáticas, pues era posible que no manifestaran
abierta y explícitamente la percepción de estas tensiones. Esta negación podía
darse por dos razones, porque estos mintieran conscientemente y no quisieran
hablar mal de ellos mismos o de la profesión, o simplemente porque realmente
dichas tensiones estén reprimidas y los abogados no sean conscientes de ellas.
134
LAS VOCES DE LOS ABOGADOS
Es en este punto en el que el psicoanálisis, como técnica interpretativa y como
metodología de investigación, resulta no solo atractivo sino necesario.
El psicoanálisis, como hermenéutica de la sospecha, pone en vilo los relatos
que da en una primera instancia el sujeto analizado, pues los entiende como
enunciados que si bien revelan algo al mismo tiempo ocultan otras cosas1.
El psicoanálisis “lee” síntomas y a estos los entiende como sustitutos de pro-
cesos inconscientes que no se hicieron conscientes, pero que en todo caso se
    
yo2 y de los mecanismos de defensa que él activa, el psicoanálisis apunta a ver
intervenciones del ello y el superyó, y a través de la terapia y de los lazos emo-
cionales que surgen entre paciente y terapeuta busca crear un ambiente de con-
  
y los síntomas desaparezcan. Cómo se explicará más adelante, si bien el trabajo
1 Etchegoyen, al diferenciar los instrumentos psicoanalíticos del material psicoanalítico, hace
hincapié en el cuidado que debe tener el psicoanalista al momento de considerar si el relato del
paciente es realmente material para el análisis, o si es más bien una especie de engaño, que, en
todo caso, si es interpretado de manera correcta, puede constituirse en material susceptible de
análisis:
Ambos conceptos [haciendo referencia al material psicoanalítico y los instrumentos psico-

que el paciente (consciente o inconscientemente) trae a la sesión con la intención de informarle a
su psicoanalista sobre su estado mental. De esta forma excluiríamos lo que el paciente hace o dice

considerarse como un engaño verbal y no como material psicoanalítico. Como veremos en más
detalle al momento de entender cómo lidiar con los engaños del paciente, es más preciso decir que
el discurso tiene esas dos partes simultáneas y, por ende, las incluye a las dos. Si toda comunicación
del paciente incluye estos dos factores, entonces será parte de la técnica psicoanalítica distinguir lo

su comunicación. Y esta distinción no cambia si lo que el paciente hace puede ser transformado
     
dinámica, quiere decir que tiene que ver con los deseos del paciente, con su fantasía inconsciente.
En otras palabras, sin tener la intención de comunicar algo, el engaño que intenta hacer el paciente
puede darnos material psicoanalítico” (traducción libre del autor).

        
brings with the (conscious or unconscious) intention of infor ming the analyst about his mental
state. In this way, we would exclude what the patient does or says not in order to inform, but to
        
acting out and not really as material. As we will see in greater detail in dealing with acting out, it
is more exact to say that the discourse has two simultaneous parts and therefore includes both. If
every communication from the patient includes these two factors, then it will be part of analytic
technique to distinguish what the patient offers in order to inform us from what he is doing to
us with his communication. And this distinction is not changed if what the patient does can be

  

Etchegoyen, “The Fundamentals of Psychoanalytic Technique” (Londres: Karnac Books, 2005),
p. 309. (cursivas en el texto original)
2 El concepto de psicoanálisis como observación del yo se debe en gran parte al trabajo de Anna
Freud. Freud, “The Ego and the Mechanisms of Defence”.
135

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA